Bizak

Zoomer Dino

Este dinosaurio corre, ruge, se enfada y hasta intenta morderte. ¡Controla sus modales desde el mando! Más info.

Juguetrónica

No sabemos si este producto estará de nuevo a la venta

Pero tenemos todo esto

¿Por qué es juguetrónico?

Este salvaje dinosaurio interactivo se controla con un mando o con tu propia mano Ruge, camina, juega, muestra sus sentimientos y si se enfada... ¡tiembla! Se desplaza velozmente sobre sus dos patas con ruedas Domestícalo y enséñale trucos y hasta a bailar

Zoomer Dino es la mascota robótica más salvaje que hayas conocido nunca. Tiene ruedas en lugar de pies para que pueda correr más rápido, ruge, se sienta, te persigue y se comporta como un auténtico dinosaurio. Tiene un mando con el que podrás controlarlo, aunque, si te atreves, puedes intentar domesticarlo con la mano: pónsela delante e intenta que siga tu dirección.

Zoomer Dino tiene lo mejor de un robot y de una mascota real: tiene sentimientos y los expresa a través del color de sus ojos. Con sólo mirarle, sabrás lo que está pensando y lo que le apetece hacer en ese momento.

Corre por toda la casa

El cuerpo de Zoomer Dino está hecho para correr. Como cualquier dinosaurio, su mayor deseo es convertirse en el rey del planeta, por eso lleva ruedas en lugar de pies ¡para poder llegar el primero a cualquier sitio! Tiene además un sistema de estabilización patentado con el que se mantiene en equilibrio y, si tropieza, puede volver a incorporarse solo.

Sus ojos expresan sentimientos

  • Feliz. Si Zoomer Dino tiene los ojos, verdes está contento. ¡No le hagas enfadar y diviértete con él!
  • Curioso. ¿Sabes que los dinosaurios se extinguieron por no poder adaptarse a los cambios medioambientales? Zoomer Dino no quiere irse de tu lado. Por eso, cuando tiene los ojos azules, está curioseando e investigando a su alrededor.
  • Juguetón. Si Zoomer Dino te pone ojitos de color morado, ¡significa que quiere jugar contigo! Es el mejor momento para que intentes controlarlo con tu mano y os divirtáis juntos.
  • Enfadado. Oh oh... Zoomer Dino tiene los ojos rojos y eso sólo puede significar malas noticias... ¡está enfadado! No sabemos lo que le habrás hecho, pero ahora tienes que intentar hacer las paces y procurar que se ponga feliz porque un dinosaurio enfadado en casa... ¡es un peligro!
  • Corretear con el mando. Cuando Zoomer Dino tiene los ojos amarillos, es que quiere jugar y corretear por tu casa. Coge el mando y contrólalo, haciéndole correr, rugir y perseguirte en todas direcciones. Se desplaza sobre sus ruedas con una agilidad que ¡ya quisiera Piecito!
  • Cansado. ¿Has jugado mucho con Zoomer Dino? Normal entonces que tenga los ojos amarillos: ¡está cansado y tiene poca batería! Déjalo echarse una pequeña siesta mientras se carga y en una hora estará listo para volver a ser la mascota perfecta.

Interactúa contigo

Zoomer Dino interactúa contigo como si fuese tu propia mascota. Sus ojos cambian de color según su estado de ánimo, pero también emite sonidos para demostrarte cómo se siente. ¡Si te ruge, ya sabes que te has portado mal con él!

A través de los sensores que tiene, percibe si estás cerca y corre detrás de ti, te persigue, intenta morderte (sin hacerte daño, sólo jugando)... Ponle la mano delante de la nariz y verás como se lanza a atraparte. Si alguna vez pensaste que el perro es el mejor amigo del hombre, espera a conocer a Zoomer Dino. ¡Te sorprenderás del cariño que vas a coger a esta fiera del Mesozoico! Enséñale a comportarse como un buen dinosaurio. Si consigues domesticarle, aprenderá hasta a bailar.

Aunque si le enfadas... ¡huye! Zoomer Dino es muy maniático y no le gusta nada que le tiren de la cola. Seguro que te crees muy valiente haciéndole de rabiar, pero, en cuanto ponga sus ojos rojos sobre los tuyos, ¡corre! Te querrá convertir en su comida.

Contenido de la caja

  • 1 x Zoomer Dino
  • 1 x mando
  • 1 x cable de carga USB
  • 1 x manual de instrucciones

Carga

Zoomer Dino se carga mediante USB, en una hora está listo para utilizarse. El mando necesita 3 pilas AAA (no incluidas).

Edad

Recomendado a partir de 5 años.

¿Tienes alguna duda más sobre el producto?
Entra al chat y pregúntanos